Thales Alenia Space firma un contrato con la Agencia Espacial del Reino Unido para trabajar en una misión del cambio climático

Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditShare on Tumblr

Una empresa del Reino Unido ha sido seleccionada para llevar a cabo el ensamblaje, integración y pruebas (AIT) de un satélite que ayudará a combatir el cambio climático, anunció hoy el Ministro de Ciencia británico Jo Johnson.

Thales Alenia Space ha firmado un contrato con la Agencia Espacial del Reino Unido para trabajar en MicroCarb, una misión satelital británico-francesa que medirá las fuentes y sumideros de carbono, el principal gas de efecto invernadero que impulsa el calentamiento global. Es la primera misión europea destinada a caracterizar los flujos de los gases de efecto invernadero en la superficie de la Tierra y a medir cuánto carbono está siendo absorbido por los océanos y los bosques, los principales sumideros del planeta.

La misión, cuyo lanzamiento está programado para 2020, también contribuirá a los esfuerzos internacionales de medir la cantidad de gas carbono que emiten los procesos naturales y las actividades humanas. MicroCarb permitirá que la Agencia Espacial del Reino Unido y la Agencia Espacial Francesa (CNES) allanen el camino de un sistema operativo a más largo plazo en respuesta al acuerdo COP21 de París.

Los ingenieros de Thales Alenia Space trabajarán estrechamente con el equipo del proyecto del CNES y luego asumirán la plena responsabilidad de la gestión y la entrega del programa de AIT del satélite en la Instalación Nacional de Pruebas Satelitales (NSTF) del Reino Unido, en Harwell. Esta instalación de nivel mundial, que abrirá en 2020, ha sido galardonada con 99 millones de libras por el Fondo de Desafío de Estrategia Industrial del Gobierno del Reino Unido para aumentar las capacidades espaciales británicas de diseño y construcción de instrumentos espaciales más complejos y de satélites tecnológicamente avanzados.

El ministro de Ciencia, Jo Johnson, dijo en el marco de una visita a las instalaciones de Thales Alenia Space en Belfast: “El sector espacial del Reino Unido está repleto de talento y nuestra colaboración con Francia en MicroCarb es una excelente plataforma para demostrar nuestra ciencia e ingeniería de vanguardia, que es el núcleo de nuestra estrategia industrial. Es estupendo ver que nuestra inversión de 99 millones de libras en la nueva Instalación Nacional de Pruebas de Satélites ya marca la diferencia en el sector. Esta instalación hará de Harwell un centro de primera línea para la tecnología espacial innovadora, ayudando a las empresas del Reino Unido como Thales Alenia Space a ser más competitivas en el mercado global y a apoyar nuestra ambición de captar el 10% del mercado espacial mundial para 2030”.

El contrato refleja la estrategia de Thales Alenia Space de aumentar su base europea y está totalmente en línea con las tendencias del mercado y la dinámica de crecimiento.

Ben Olivier, CEO de Thales Alenia Space en el Reino Unido, dijo: “MicroCarb será una demostración significativa de lo que la tecnología espacial y la ciencia de los satélites pueden hacer por la comprensión del ciclo del carbono, ayudando en última instancia a los decisores a desarrollar mejores políticas para hacer del mundo un lugar mejor. Estamos orgullosos de formar parte de este esfuerzo”.

Para Thales Alenia Space en el Reino Unido esto es un hito importante en el reconocimiento de la capacidad de desarrollo de la compañía como contratista principal en el Reino Unido para grandes misiones espaciales.
El ensamblaje, integración y pruebas del satélite MicroCarb supone la primera oportunidad de Thales Alenia Space en el Reino Unido de trabajar con el CNES para llevar a cabo una importante misión de observación terrestre. También demuestra la confianza depositada en Thales Alenia Space en el Reino Unido y en sus equipos de ingenieros altamente cualificados.