El satélite Sentinel-5 Precursor, construido por Airbus, listo para su lanzamiento

Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditShare on Tumblr

Sentinel-5 Precursor, el satélite europeo de seguimiento de la contaminación, está listo para partir del centro de Airbus en Stevenage para su lanzamiento desde el Cosmódromo de Plesetsk, en Rusia, a bordo de un lanzador Rockot.

Sentinel-5 Precursor forma parte de Copernicus, el programa de seguimiento mundial, una iniciativa conjunta Comisión Europea–ESA encaminada a la adquisición continua y precisa de datos de observación de Tierra y proveer servicios para mejorar la gestión del medioambiente, entender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad civil.

Sentinel-5 Precursor proporcionará datos esenciales de la química de la atmósfera al programa Copernicus antes de que el instrumento Sentinel-5 esté operativo, en 2021, a bordo del satélite MetOp Second Generation.

Airbus fue el contratista principal de Sentinel-5 Precursor, con tres centros involucrados en el desarrollo y fabricación de los satélites y sus componentes: Stevenage (UK-prime), Toulouse (Francia) y Friedrichshafen (Alemania).

Colin Paynter, Director de Airbus Defence and Space en el Reino Unido, señaló: «Para Sentinel-5 Precursor utilizamos la plataforma AstroBus, de gran éxito comercial, lo que nos permitió cumplir con unos difíciles objetivos de entrega y eficiencia de costes. La misión ofrecerá a Europa un nuevo modo de medir los niveles de contaminación en todo el globo con mucho mayor detalle».

Sentinel-5 Precursor está equipado con el instrumento de seguimiento de la troposfera TROPOMI (TROPOspheric Monitoring Instrument), desarrollado por Airbus DS en los Países Bajos para la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Netherlands Space Office, la agencia espacial de los Países Bajos. TROPOMI medirá el ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, metano y otras sustancias contaminantes de la atmósfera con una mayor resolución que los instrumentos anteriores. Contar con datos atmosféricos más precisos posibilitará mejorar los modelos climáticos y la vigilancia y pronóstico de la presencia de sustancias contaminantes. El satélite MetOp Second Generation llevará a bordo un instrumento Sentinel 5 diferente.

Greg Clark, Secretario de Negocios de Reino Unido declaró: “El satélite Sentinel-5 Precursor construido en el Reino Unido y el éxito del Programa Copernicus demuestran lo que podemos conseguir a través de la colaboración con nuestros socios europeos y el papel vital que desempeña el Reino Unido en el programa gracias a nuestra pericia en observación de la Tierra.”

“Hemos sido claros en que queremos que nuestras empresas y universidades continúen participando en los programas espaciales de la UE, y a través de nuestra Estrategia Industrial y continuada inversión en el sector espacial del Reino Unido nos estamos asegurando tener las infraestructuras y las competencias para apoyar nuestra ambición de capturar el 10% del mercado espacial global para el 2030.”

Josef Aschbacher, Director de Programas de Observación de la Tierra en la ESA, afirmó: «Sentinel-5 Precursor será el sexto satélite Sentinel que se lance para formar parte del componente espacial de Copernicus. Se encargará del seguimiento de la química de la atmósfera, un importante parámetro de cara a los estudios de la calidad del aire y del cambio climático. Para esta misión de ESA la aportación por parte de los Países Bajos del instrumento TROPOMI ha sido esencial».

El lanzamiento de Sentinel-5 Precursor está previsto efectuarse en septiembre de 2017.